Search

Escribiendo por Ti y para Ti

Avanza seguro, aunque pisa terreno desconocido.

Category

Poemas

Escapémonos

Qué tal si dejamos todo y nos vamos a New York
que más necesitamos, si lo tenemos todo
estamos juntos y con nosotros esta Dios
Las maletas están listas, las he llenado de sueños
un par de zapatos y una canción.

No pensemos en lo que pueda pasar,
vámonos y dejemos atrás el temor,
no necesitamos nada, tomémonos de la mano
y caminemos juntos hasta donde nos lleve el corazón
dejemos todo y viajemos juntos a New York.

El dinero no es un problema,
viajemos juntos y que Dios sea nuestro proveedor
tengo suficiente café caliente para el camino
por si en algún momento se nos trata de enfriar la ilusión
o simplemente para que veamos el amanecer de nuestro amor.

No lo pienses tanto
Dejemos todo y vámonos a New York.

Yo Fui Quien Te Azoto

bloody-and-torn-e1398146062606

Mateo 27:26 Así fue que Pilato dejó a Barrabás en libertad. Mandó azotar a Jesús con un látigo que tenía puntas de plomo, y después lo entregó a los soldados romanos para que lo crucificaran.

Realmente nada nos dice este versículo sobre como Jesús fue azotado o las personas que lo azotaron, las pocas nociones que tenemos es gracias a Isaías 53:5 NTV y gracias a las películas que se han creado sobre el calvario y muerte de Jesús. Entendemos que Jesús fue azotado para que pudiéramos ser sanos y muchas veces vemos todo desde la perspectiva de Jesús sufriendo por causa nuestra, un dolor agobiante por recibir los azotes en su espalda.

Pero hoy he podido ver esta escena desde otra perspectiva, desde la vista de aquel que tenía el látigo en sus manos, aquel que tuvo la desgracia de azotar a Jesús, (aunque en lo profundo creo que tuvo la desgracia, pero fue recibido por Jesús con su gracia).

Me imagino a aquel hombre que tuvo un mal día, su relación no se dio como él creía, sufrió una enfermedad que le causaba mucho dolor, su esposa lo dejo, sus hijos tenían vicios que los tenían esclavizados, tal vez, aquel hombre por muchas razones tenía mucho dolor en su corazón. De pronto aquel día tenía mucha rabia, frustración o temor. Quería desahogarse con alguien, necesita a alguien en quien descargar su corazón.

Tal vez cuando se cruzó Jesús en su camino, él no conocía de Dios, de pronto, ese mismo día fue cuando aquel hombre por primera vez escucho de Jesús o tal vez en secreto lo había visto pero por temor nunca le hablo o por qué no, siempre lo había conocido, admiraba a ese Jesús, pero nunca pensó que los dos algún día iban a tener una relación.

Para aquel hombre podía ser una mañana normal de trabajo, un día como otros, en los que simplemente tenía que ocultar su dolor, mostrarse como aquel hombre que tenía todo bajo control. No pensaba que esa mañana iba a cambiar tanto su destino, cuando a sus oídos esa orden llego, la orden que simplemente tendría que azotar a un tal llamado Jesús. Se habrá puesto ropas especiales o poco le importo, habrá pensado en porqué lo hago o porqué tengo tanto dolor, estaría sonriendo o tendría los ojos cansados por estar llorando la noche anterior, todo lo que hubiera pasado hasta ese momento ya no tendría significado, a partir de ese momento para él todo volvería a comenzar, él lo hubiera deseado o no.

Cuando aquel hombre llego esa mañana a hacer lo que su trabajo lo obliga ve a ese tal llamado Jesús, caído y encadenado, tal vez pensó uno más que iba a azotar, pero algo en aquel hombre comenzó a cambiar mientras mas se acercaba a ese tal Jesús mas su dolor empezaba a recordar, con cada paso que daba su frustración aumentaba, con cada centímetro que recorría su tristeza y miedo crecía, cuando por fin estuvo delante de ese tal Jesús, su dolor, su rabia y su frustración ya no pudo ocultar, tomo su látigo y con todas su fuerzas a ese Jesús lo comenzó a azotar, con cada golpe un poco de su tristeza y su rabia entregaba, con cada latigazo su corazón descargaba, con cada gota de sangre de ese tal Jesús sentía que su felicidad llegaba, aquel hombre no entendía que pasaba pero con cada golpe que daba sentía que su vida sanaba; trato de detenerse pero por un momento pudo ver que ese tal Jesús a sus ojos lo miraba y con una sonrisa le pedía que continuara, ese hombre no pudo entender que pasaba porque ese tal Jesús le pedía que lo azotara.

Fueron necesarios 39 azotes, pero con ellos aquel hombre sintió su alma renovada, su tristeza se había ido, su frustración ya no estaba, aquel Jesús, adolorido y en suelo una extraña satisfacción mostraba aquel hombre no entendía por qué ese tal Jesús ahora una extraña de calma lo llenaba, paz en su corazón, que desde hacía mucho tiempo no experimentaba, solo sentía que para él una nueva oportunidad comenzaba.

Hoy creo que ese hombre que azoto a Jesús fui yo y que él lo permitió porque me amaba, nunca cometió pecado, pero permitió que mi infortunio en él lo descargara, permitió que mi frustración lo azotara, simplemente me permitió que por mis desgracias a él lo culpara. Él nunca me hizo daño, pero su amor por mí es tan grande, que cuando lo azotaba me miro con amor y me pidió que continuara, dejo que el dolor de mi alma en el descargara y con esos 39 azotes además de mi cuerpo también sano a mi alma, es ese buen Dios que sin cometer pecado permitió que yo lo culpara.

Me preguntaran ¿valió la pena?

En tiempos como este; en donde la noche y el invierno hacen que todo se vea mas frió, negro y me causa la sensación de que el tiempo pasa cada día mas lento y los segundos parecieran nunca van a pasar, donde el motivo de esforzarme se opaca y hace que los interrogantes en mi vida cada vez sean mayores, las respuestas parecen no llegar y los motivos de continuar se ocultan en medio de la soledad. El deseo de dejar de luchar, olvidar el camino y no continuar más.

Mi corazón me pregunta porque lo hago, que me lleva a no parar, seguir caminando aunque mis pies no dejen de sangrar, recuerdo quien es el que me ha salvado, que por Jesús es que lo hago, que aunque no vea la luz junto a él pronto un día amanecerá, cada día su amor él me ha mostrado y es por él que cada día vale despertar, por él que su amor me ha mostrado y si algo he logrado es por él, por él es que mi vida ha cambiado y en medio del llanto él me dice que la historia no ha llegado a su final.

Futuro

Hay tantas cosas que hacer,
caminos que recorrer y personas que visitar.
Tantas ciudades que conocer y platos que probar
Espero que vengas para que juntos podamos comenzar
Olvidemos el pasado, nos espera el futuro que podemos formar.
Cuando estemos viejos decirte que lo mejor siempre fue besarte mientras mirabas al mar

Solo Una Excusa 

cita-con-tu-ex-tomar-un-cafe-o-comer-juntos

 

Nos tomamos un café,
tal vez no sea tarde para invitarte a salir
Puede que sea el momento justo y un café una buena razón
La noche está fría y estamos solos,
qué tal si permitimos que un café sea ese puente que nos ayude calentar nuestro corazón

Tomémonos un café,
Hagamos de este un motivo para mirarnos a los ojos,
sonreír al vernos, olvidando cuanto tiempo paso,
que sea nuestra primera cita un momento donde solo importamos tu y yo;
dejemos en paz nuestro pasado, disfrutemos este tiempo y hablemos del amor,
si no podemos hablar del amor que nos tenemos,
hablemos del amor que Dios nos dio.

Te invito a que nos tomemos ese café,
tal vez no sea tarde,
retomemos donde nos quedamos como si ninguno hubiera dicho adiós,
continuemos donde nos hemos por siempre amado,
recordemos que un día fue Dios quien nos unió.

Te Casarías Conmigo

14715717_10154623393176660_5023564979609426030_o

Ya sé que no nos conocemos, inclusive, sé que aún no nos hemos sentado a conversar, sé que nos has escuchado mi nombre, como tampoco sabes que nunca te he dejado de amar, no sabes que por ti siempre he esperado y que nunca he perdido la esperanza de que algún día vas a llegar

Pero utilizo este medio para preguntarte si te quieres casar conmigo, se mi novia, mi amiga, mi hermana desde hoy hasta la eternidad, ya el vestido lo he comprado, las velas las he encendido y le pido a Dios que sea el faro que me ilumine el camino que me permita a tu puerto prontamente llegar, sé qué largo es el camino, me gustaría saber si conmigo lo quieres caminar.

No puedo asegurarte que, si te casas conmigo, todo perfecto será, que tendremos hijos maravillosos, ni siquiera puedo asegurarte que nunca te voy a hacer llorar, estoy convencido que muchas veces haré que me odies y en otras que haré que quieras renunciar, pero lo único que si puedo asegurarte es que por siempre a tu lado voy a estar, que cuando llores en mis brazos un refugio siempre vas a encontrar y en medio del dolor sola no lo tendrás que afrontar.

Extraña te pido que te cases conmigo, no puedo pedirte nada mas, permíteme se por siempre tu amigo, no importa que ya me conozcas o simplemente para ti sea un extraño mas.

Carta No 2

Ni esta gran distancia me ayuda a que no te piense, no te sueñe, no te recuerde, Me encuentro aquí pensando en las palabras que nunca dije y alguna vez tuve que haberte dicho y pensando mucho mas en esas palabras que nunca te debí decir. La distancia solo me hace recordar que tú ya no estas, el eco de tu pasado lo olvido y el reflejo de tu rostro cada día se distorsiona mas.

Probablemente seas feliz y yo igual, probablemente un nuevo amor has encontrado y yo igual, probablemente en mi estés pensando y yo igual. Simplemente son probabilidades y puede que ninguna sea real

En mis oraciones ocasionalmente aún se sale tu nombre, le pido a Dios que a su corazón te acerque mas, que en la noche Él sea tu escudo y que te aleje del mas, también se me ha salido que a tu lado algún día me permita estar, pero mi mayor oración siempre sea todo lo que has necesitado y todo lo que vayas a esperar.

No creas que te escribo porque de ti aun este enamorado o porque aún no te pueda olvidar, te escribo porque ya sabemos que somos parte de nuestro pasado, somos parte de un final que nunca supo cómo comenzar, te escribo esta carta porque que ya nunca la leerás.

Poderte Conquistar

Tengo necesidad de conocerte, saber todo de ti
Saber que te gusta y que te molesta
Saber que te enamora y que te hace llorar
tengo necesidad de saber todo de ti

Quiero saberlo para usarlo en tu contra,
para cada día inventar nuevas formas de enamorarte
para poder en silencio escuchar tu voz
para poder verte cuando a mi lado no hay nadie más
para poder estar contigo sin ni siquiera poder tocarte

Tengo necesidad de conocerte
tengo unas ridículas ganas de verme en tus ojos
cada noche en el reflejo de tu amor bañarme
en medio de tus brazos poder refugiarme
y cada mañana, volver a comenzar la tarea de conquistarte

Necesito saberlo todo, necesito tu ayuda
tal vez pueda hacerlo solo, pero prefiero hacerlo con tu guía
no para jugar con tus sentimientos,
solamente para inventarme cada día una forma conquistarte
una nueva forma que tú me cuentes de tus días.

Quisiera escribir para ti

foto-ensayo

 

Que cada día tuvieras la oportunidad de leerme
y sin necesidad de decírtelo que sepas lo que siento por ti
entre versos y frases te declaro el amor cada día me haces vivir
escribir sobre esta historia que comenzó cuando te conocí
quisiera escribir para ti, quisiera escribir sobre ti

Resumir en párrafos una historia de amor que aún no tiene fin
que cada letra signifique una historia que vivimos,
esas historias que solamente tú y yo sabemos si la volveríamos a vivir.
Que cada coma le diga al mundo que conmigo eres feliz
que cada punto sea una nueva forma de continuar
cada mañana al ver tu rostro me recuerde que Dios fue el que me acerco a ti.

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑