En tiempos como este; en donde la noche y el invierno hacen que todo se vea mas frió, negro y me causa la sensación de que el tiempo pasa cada día mas lento y los segundos parecieran nunca van a pasar, donde el motivo de esforzarme se opaca y hace que los interrogantes en mi vida cada vez sean mayores, las respuestas parecen no llegar y los motivos de continuar se ocultan en medio de la soledad. El deseo de dejar de luchar, olvidar el camino y no continuar más.

Mi corazón me pregunta porque lo hago, que me lleva a no parar, seguir caminando aunque mis pies no dejen de sangrar, recuerdo quien es el que me ha salvado, que por Jesús es que lo hago, que aunque no vea la luz junto a él pronto un día amanecerá, cada día su amor él me ha mostrado y es por él que cada día vale despertar, por él que su amor me ha mostrado y si algo he logrado es por él, por él es que mi vida ha cambiado y en medio del llanto él me dice que la historia no ha llegado a su final.

Advertisements