img_5903.jpg

Un café, una copa de vino o una caricia,
despertarme en tus sueños cada día
ser el dueño de tus sonrisas,
son las cosas simples que me llenan de alegría

Mi Dios mi felicidad, estar junto a ti me llena de tranquilidad
ser quien cada mañana te abraza las ganas de continuar
ser tu protector mi responsabilidad,
ser el padre de tus hijos mi meta por alcanzar
morir a tu lado mi objetivo final
Cada día conquistar tu corazón, mi forma de enseñar a amar.

Dios me guía en el camino que debemos andar,
Jesús mi maestro que me enseña cómo te debo amar,
el Espíritu Santo me acerca a los sueños que juntos podemos conquistar.
Solamente ellos en su misericordia me permitieron junto a ti estar
no ha sido fácil, pero cada día te amo más.

Advertisements