Tu nombre en mi boca que revolotea como mariposa en jardín de rosas y vuelan con completa libertad.
Tu recuerdo que explota en mi cada día, como lo hace un volcán en medio del mar, aunque ruge con bravura nadie lo puede escuchar.

Así eres tu simple y serena, como una noche de luna que en medio de la tempestad. Inocente y callada, mi corazón me guia por siempre a protegerte y junto a ti mirar más allá.

Advertisements