El faraón me dio un báculo para que yo este sobre serpientes y escorpiones, pero Dios lo ha convertido par que yo este encima de reyes y potestades. Es tu misterio que en un mundo destruido lo has llenado de tus emociones.

En este mundo donde a diario te quiero encontrar, en la sonrisa del niño, en los ojos cafés de esa mujer que ne has dado para amar. No quiero perderme ninguno de tus milagros, cada día quiero ver como abres el mar. No importar si te muestras levantando muertos o simplemente cuando entre amigos un día podemos estar. Eres tan grande que cada día en las cosas pequeñas quiero saber que a mi lado tu estas.

Ya no soy aquel que quiere perder la grandeza de tu amar, necesito solamente un rayo del sol, el soplo del viento o tu sonrisa en el rostro de mi papá y cada día me dices que me amas utilizando la boca de mi mamá. Es que tu amor es así de grande e igual de simple por eso cada día en las cosas pequeñas te quiero observar y aquí estoy escribiendo estas palabras y en medio de ellas ne dices que por siempre me has de amar.

Advertisements