Las cenizas se las lleva el viento reza el dicho popular, pero tu has necesitado solamente una ceniza para encender un fuego en mi corazón, un fuego tan grande que inunda de humo mi razón, me encuentro tan nublado que solo tu nombre recuerda en mi interior.

Yo decía que te había olvidado, que eras parte del pasado, hoy te nombró como aquel que canta la más bella canción de amor. Tanta ternura que has traído hoy a mi corazón, recuerdo que siempre te he amado desde lo más secreto de mi corazón.

Hoy hablamos como si nada hubiera pasado y es posible que en realidad nunca paso, pero me cuentan los momentos soñados, esos simples momentos en los que sueño que estoy a tu lado y juntos nos amamos sin existir la preocupación.

Advertisements