Ahora si puedo decir, descubriendo la realidad de un sueño, entendiendo que para que se vuelva realidad tiene que haber sacrificio, esfuerzo y determinación. Y si pones todo de tu parte tal vez no fracases en el momento de recorrer el camino, pero aunque todo este a tu favor si no es de la mano de Dios, tu triunfo no sabrá a victoria y tu sueño no te traerá la satisfacción que imaginabas. Porque ese sueño por el que empiezas a trabajar solamente traerá completa alegría, si también es el sueño de Dios y juntos, los dos lo construyen para que se vuelva realidad y entenderás que ese sueño simplemente fue diseñado para servir a los demás.

Ya sea la redención de un pecado, de tu pasado o simplemente una nueva oportunidad, es el camino que todo e elegiste y si Cristo esta a tu lado, te aseguro que de nada te tienes que preocupar, solamente pídele a Dios que te de sus ojos para ver, sus pies para su camino andar, sus pensamientos para que nada de lo que aprendas te pueda desviar de tu destino final, entrégale todo tu tiempo y Él te dará toda su vida, sus sueños y su Sentir. simplemente Dios te dará su corazón que es mas de lo que tu nunca podrás llegar a necesitar.

Advertisements