Hoy recuerdo tu nombre, pero olvido tu rostro.
Recuerdo tu abrazo, pero olvido tus besos.
Recuerdo tu voz, pero olvido tu silencio.
Recuerdo que te amo, pero olvido el motivo.
Aveces simplemente es así, sin un porque y sin un principio.

Hoy quisiera creer que el amor fue como una estrella fugaz, que marcó con su hermosura la inmensidad. Pero el amor es algo mucho más real. Y a pesar que nos hemos alejado no te he dejado de amar, simplemente fuiste una amiga, pero para mi eres mucho más.

Pero Dios conoce el camino, que a tu corazón me puede acercar, si Él lo quiere estoy dispuesto la batalla pelear, matar el dragón y tu corazón conquistar. Con paciencia espero sin dejarte de amar, no se que esperas, pero estaré aquí a tu lado y cuando estés segura de darte una nueva oportunidad, solo puedo decirte que la historia no será igual y aquí estaré esperando porque mi amor por ti es real.

Advertisements