En medio de un abismo, de una oscura tumba, me siento en una cárcel encadenado; El temor en mi corazón habita, soledad, miedo, desespero, tristeza. Oscuros mundos que las tinieblas tu luz oculta, voces que gritan que tu amor no es más que una fantasía. El miedo hace que postrado me encuentre, rendido. Pidiendo que un fuego me queme La muerte el único deseo en el que me concentro. Pero alguien en mi interior me grita.
¡YO SOY TÚ CONSUELO!

Siento que en mi corazón algo cambia, un extraño calor de mi interior emana, en medio de la oscuridad comienzo a sentir esperanza, mientras siento que su amor me sana; Siento que estas cadenas se vuelven más ajustadas, duda, desconcierto aunque no lo entiendo sé que algo pasa, el dolor aumenta, la oscuridad me ahoga y en mi interior alguien a quien no reconozco me grita.
¡TE AMO, CONFÍA EN MI Y TEN CALMA!

En mi interior una guerra se desata, en campo de batalla destrozado, un corazón roto, mi alma se siente derrotada, humillada, que está perdida pero alguien le grita.
¡NO TE PREOCUPES, QUE YO TE DI LA VICTORIA!

Algo raro en medio del dolor sucede, aunque no veo a nadie siento que no estoy solo, quien es el que me grita, quien me llama, no veo a nadie, creo que me he vuelto loco, no sé qué me pasa. Quien eres tú que me dices que me amas, si no te conozco como te puedo escuchar porque cuando me hablas mi corazón salta, siento diferentes cosas, paz, felicidad; no sé qué me pasa. Si estoy solo porque tu voz escucho, ¿quién eres? no entiendo me volví loco. Pero esa extraña voz me vuelve a decir; TEN CALMA, AUNQUE NO ME CONOCES, TE CONOZCO DESDE ANTES QUE NACIERAS, CONFÍA EN MI, TE AMO Y NUNCA TE DEJARE SOLO.

No entiendo porque aunque no te veo, no me da temor hablarte y por el contrario siento calma. No puedo controlarme y te digo. No sé quién eres, ¿porque me conoces?, ¿dónde estás que no te veo? ¿Porque cuando me hablas mi corazón tranquilizas y siento en mi esperanza? Siento que me tocas y mi cuerpo tiembla, algo de dolor grita. Mi cuerpo siente que se sana, pero alguien de dolor grita, No soy yo, no sé qué pasa, las cadenas caen, intento levantarme, salir corriendo, pero tú me dices que no es el tiempo que aunque me has liberado de rodillas debo estar. Me dices que me amas y mil voces me gritan que son mentiras, que estoy solo, que la muerte prontamente va a llegar.

Mi alma se siente destrozada por tanto daño que causo, y una voz baja me dice que este sentimiento fue solamente una ilusión generada en medio de la agonía por este dolor. Pero tu voz vuelve a decirme QUE ME AMAS Y QUE NUNCA ME VAS A DEJAR, QUE POR MI MORISTE, QUE SOLO DEBO CONFIAR, QUE DE RODILLAS DEBO ESTAR PARA QUE MI BATALLA PUEDAS PELEAR. Quien eres tú vuelvo a preguntar y la voces gritan que no es nadie que me estoy volviendo loco. Pero tú les dices que se callen, y yo no entiendo quién eres que hablas con tal autoridad pero sé que mi corazón me grita que de rodillas debo permanecer y me siento repleto de felicidad.

No hay temor, no hay dolor, siento amor, fuego en mi interior. Dime quien eres tú que me das tanta paz y solo me dices QUE ME AMAS Y QUE POR MI LA VIDA VOLVERÍAS A ENTREGAR, no entiendo como así que por mi tu vida volverías a entregar. Con temor pienso que he muerto y es solo un sueño de mi alma que pronto se despedirá. Aunque no te veo siento que con amor me sonríes y con calma me dices TE AMO EN LA CRUZ POR TI MORI Y TRES DIAS DESPUES VOLVI A VIVIR, TODO LO HICE PARA QUE DE MI MANO A DONDE NUESTRO PADRE PUEDAS LLEGAR, EL Y YO ESTAMOS DESESPERADOS POR VERTE, POR VOLVER A TENERTE BESARTE, ABRAZARTE Y QUE A MI LADO SIEMPRE VAS A ESTAR.

Decido aceptarte y de rodillas continuar. No entiendo que sucede, pero en medio de las tinieblas una luz ha empezado a alumbrar y desde mi interior un fuego siento que arde, canciones que no conozco mi boca empieza a cantar. Y en mi interior una voz que no había escuchado antes empieza a gritar. Con desesperación dice una y otra vez !Te amo PAPÁ¡, me siento asombrado esta voz la escucho familiar, mientras entono canciones que no conozco esta voz más duro empieza a gritar, su voz cada vez la escucho con más claridad y me dice que siempre dentro de mí ha estado aunque yo no la quería escuchar, que en medio de mi desesperación la había liberado para poderme hablar y me dice que JESÚS fue quien por mí en la cruz murió que confié en Él, que a su lado solo nunca volveré a estar.

Con temor, un grito de desesperación sale de mi garganta ¡Jesús, perdóname quédate a mi lado no me dejes jamás!, algo extraño sucede siento que agua cae por mi cabeza, no entiendo que sucede pero siento que mi cuerpo baña, no sé por qué pero siento que de mis ojos lagrimas salen, aun me encuentro de rodillas pero ahora ya no me quiero levantar, y esa voz que ahora tiene un nombre. Jesús me dice CON MI SANGRE TE HE BAÑADO, ERES MI HIJO Y TE HE DADO LIBERTAD, vuelven las voces a gritar es mentira, estas solo, nunca vas a cambiar, hiciste mucho daño, no sirves, a ti nadie te va a amar. Pero esta vez Jesús no las calla y me dice ES TU DECISIÓN A QUIEN VAS A ESCUCHAR, mi cuerpo vuelve a sentir miedo, angustia, soledad pero la voz quien me presento a Jesús me dice NO TEMAS SOY EL ESPÍRITU SANTO Y SIEMPRE TE AYUDARE EN LA DECISIÓN QUE TIENES QUE TOMAR.

Debo confesarlo tengo miedo pero, El Espíritu Santo me da seguridad y me dice SIEMPRE EN TU CORAZÓN HE ESTADO Y LOS TRES TE IMAGINAMOS CUANDO EL MUNDO COMENZAMOS A CREAR, TE AMAMOS Y NUNCA TE VAMOS A DEJAR, PERO QUE AHORA SOY YO QUIEN LAS VOCES TIENE QUE CALLAR, escucho estas palabras y mi corazón se paraliza, mis manos tiemblan y mi mente duda, los gritos de las voces aumentan miro y ya no tengo cadenas, de rodillas aun me encuentro, sin darme cuenta mi boca a las voces les dice que se tienen que callar. Que por la sangre de Cristo hoy estoy en libertad, que mi corazón ha encontrado un camino y ese camino es el que me lleva a donde PAPÁ. Que por la eternidad a su lado siempre quiere estar, no me reconozco esa voz que sale de mi tiene autoridad, solo sé que las voces de terror se han llenado y una a una se empiezan a callar.

Jesús y el Espíritu Santo con asombro se miran y con carcajadas se empiezan a burlar, entre risas dicen de tal palo tal astilla saco el mismo genio que el PAPÁ, me sonrojo y sonrió; de la mano me toman y comenzamos a caminar. Comienzan a contarme historias y me dicen que en algunos momentos las voces siempre van a regresar pero que siempre recuerde que los tres con eterno amor me aman y nunca me van a dejar.

Advertisements