Palabras no dichas, besos no dados,
Poemas no dedicados, sueños frustrados
Mi corazón por amor ardiendo; impotencia sólo siente al ver,
Que hacía tu corazón solamente la distancia aumenta.Santo Espíritu sólo puedo pedir que me enseñes como su corazón puedo conquistar
Porque con una de sus sonrisas el mío se llena de felicidad.
Y la impotencia de no tenerla sólo hace que de frío se llene este lugar.
Sólo mi corazón le pide a Dios que seas tu quien por todas nuestras vidas lo va acompañar.

Pero el silencio es una sombra y no puedo gritar, que a tu lado por siempre yo quiero estar
El miedo de tu rechazo es algo que amenaza la tranquilidad, pero con un abrazo tuyo vuelve la paz
Señor como hago para decirle que siempre en ella mi mente ha de volar,
Gritarle que junto a ella es donde mi corazón quiere llamar hogar.

Pero con una sonrisa todo esto se ha de olvidar.
Mi corazón me grita que siempre va a haber una nueva oportunidad.
Sólo debo dejar que Dios tomé el primer lugar y de esta forma
El Espíritu Santo me enseñará como te puedo conquistar

Al final está noche seran palabras que de mi boca tu no vas a escuchar
La ilusión aumenta por que mi corazón cree que por este poema
Tú, sus gritos de amor por fin vas a escuchar y aunque sea rechazado
Su amor por fin se podrá desahogar y simplemente te dirá que tú eres
Sin saberlo a quien el a empezado a amar

Advertisements